Ahora 01:00 - 02:20Malévola (Suecia)

Cine letonio

Cine letonio

Seis meses después de que los hermanos Lumiere presentaran la primera proyección de cine en París en 1895, Riga disfrutó del mismo espectáculo en el Circo Solomonsky. En los cinco años siguientes, empresarios de la capital de Letonia abrieron otros escenarios como El Royal Vio, en 1901, y en las noches de verano se proyectaron películas en los Jardines Vermanes.

Como en la mayoría de los otros países Europeos, el primer filme filamado en Letonia fue un documental realizado por un visionario llamado Aleksandrs Stanke, quien filmó el Monumento a Pedro I en la capital del país.

Lacplesis

Lacplesis

Debido a la escasa documentación sobre el cine de Letonia, hoy los historiadores aún no se ponen de acuerdo para elegir una fecha precisa sobre la producción de la primera película con argumento.

Algunas fuentes aseguran que las primeras películas mudas se realizaron desde 1913, mientras que otras aseguran que hubo que esperar hasta la década de los 30 cuando Alesandr Rusteikis dirigió Lāčplēsis. De lo que no cabe duda es que en esos primeros años, mujeres como Lia Mara y Maria Leiko se convirtieron en las primeras divas de la pantalla grande en el país.

Después de la Primera Guerra Mundial, la Compañía Fílmica de Letonia fue fundada por tres familias, los Blumberg, los Edgar y los Voldermār. Al mismo tiempo, antiguos fotógrafos como Eduards Kraucs, Jānis Sīlis y Arnolds Cālītis empezaron a coquetear con la dirección de cine. De esos años, la cinta más destacada es El Hijo del Pescador, del prominente director Vilis Lapenieks.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial y quedar bajo dominio de la Unión Soviética, el cine de Letonia fue, al igual que en el resto de países bajo el eje comunista, sometido a censura pero apoyado económica y educativamente. Películas como The Story of a Latvian Rifleman (1957) dirigida por Pavels Armands y Tobago Changes Its Cource (1965) de Aleksandras Leimais, representaron la nueva tendencia propagandística del régimen comunista.

Tras su independencia en 1991, el cine de Letonia haber tenido una especial tendencia a promover los derechos de los niños con directores como Janis Streics y Varis Brasla, ganadores de premios en reconocidos eventos como el Festival Internacional de Cine de los Niños en Chicago.

   

Vilis Lapenieks

Vilis Lapenieks

Pa celam aizejot

Pa celam aizejot

En los últimos años, directores como Uma Celma, ganadora de una Mención de Honor en el Festival Internacional de Cortos de Upsala; Varis Brasla, nominado en el Festival Internacional de Cine de Berlín; y Viesturs Kairiss, ganador del Premio del Jurado en el Radiance Film Festival por su opera prima Pa celam aizejot (2001), han sido los más importantes del país.

Volver a Eurocinema

¡Suscríbete al boletín de noticias de Eurochannel!

¡No te pierdas nuestra más reciente programación, concursos y eventos.!