Ahora 20:00 - 21:40El ultimo día (Suiza)
Esta noche 20:00 - 21:40El ultimo día (Suiza)

Entrevista con Lídia Jorge

Lidia Jorge

Lidia Jorge

 

Volver a  La costa de los soplos

Entrevista con Lídia Jorge

Autora de A Costa dos Murmurios, libro en que se basó La costa de los soplos

 

¿Cómo surgió la idea de escribir el libro?

En parte, el libro es un recuento de memorias reales, aunque algunas han sido transfiguradas voluntaria e involuntariamente, como siempre pasa. Participé como observadora privilegiada -y conmovida- de los últimos años de del dominio portugués en Angola y Mozambique. En aquella época yo estaba casada con un oficial de la fuerza aérea en misiones de combate y la realidad cotidiana era muy diferente de los hechos reales. Fue en ese contexto y contraste, entre lo que se decía oficialmente y lo que pasaba en el terreno, que A Costa dos Murmurios fue creada.

¿Es el libro una historia enteramente de ficción o tiene datos autobiográficos?

Me basé en determinados hechos ocurridos en Mozambique al final de la década del 60, que si bien no viví directamente, aún estaban en la memoria cuando viví en Biera. Me refiero sobre todo a la Operación Nó Górdio, y posteriormente, ya más próximo a mis vivencias, a la masacre de Wiriamu, ambas ocurridas al norte de Mozambique. Pero la historia que relato en mi libro pasó muy cerca a mí. Se trataba de la misteriosa aparición en el río de unos contenedores con alcohol metílico, y que por ignorancia, la población local se envenenaba, perdía la vista y moría. Ese elemento que aparece en el libro en libro como botellas aparecidas en la costa. También el cambio de carácter de un oficial -que era un talentoso matemático- convertido en un asesino por circunstancias de la guerra fueron los dos elementos que le dieron cuerpo al libro.

Como portuguesa, ¿cuál es su opinión del proceso de independencia de Mozambique? ¿Cómo cree que el gobierno de su país manejó la situación?

La independencia de las antiguas colonias portuguesas fue muy tardía. Por eso mismo los procesos de transición incluyeron grandes desastres y guerras terribles. No puedo atacar al gobierno portugués como culpable de lo que pasó. En Portugal vivíamos en una revolución que en primer momento fue una muestra de alegría en el siglo XX. En esa fiesta estaba incluida la autodeterminación de los nuevos países de África. Pero la cuestión era ¿cómo tratar con la urgencia evitando la confusión y la pérdida de millares de personas? Mozambique, como muchos otros territorios, no podía esperar. Estábamos como mínimo 25 años atrás.

En el libro y el filme se ve a las mujeres como sometidas a la autoridad del hombre, con visos de machismo ¿Es esa visión ajustada a la realidad?

En este sentido, el personaje de Evita, protagonizado por la actriz Leonor Batarda, representa a las mujeres de su tiempo. Los movimientos para la emancipación de la mujer todavía estaban conquistando cosas. Para poder evaluar desde la distancia, uno debe recordar que durante esa época la Guerra de Vietnam estaba ocurriendo y las mujeres no eran soldados, ellas no iban a la guerra a menos que fueran enfermeras o doctoras. Mirando a los conflictos actuales, están llenos de mujeres soldados. Una metáfora que marca la diferencia.

¿Cómo cree que el rol de la mujer ha cambiado en Portugal desde los años 60 hasta ahora?

Estamos hablando de Portugal, un país latino basado en la cultura católica. Eso significa que los avances han sido demorados y que es relativamente reciente el que los roles comiencen a compartirse. Diría que la mujer portuguesa de hoy, a nivel de formación, educación, ambición, y desempeño activo de un papel en la sociedad, no está lejos del promedio de la mujer europea. Sin embargo, en representación política aún nos falta; en las grandes decisiones ellas aún están ausentes. Además, la crisis financiera que atravesamos actualmente potencia eso, la marginalización de las mujeres y sus roles superficiales. Eso me disgusta.

¿Qué otros libros suyos han sido adaptados a la pantalla grande?

Por el momento solo este. Siempre tenemos muchos proyectos pero se estanca cuando llega la parte de encontrar los fondos. Sería fantástico tener buenas noticias en el futuro.

¿Cuál es su opinión sobre la adaptación de su libro por parte de Margarida Cardoso?

EI filme me pareció muy bueno. La escena con la matanza de los pájaros ya ha sido catalogada como una pieza clásica del cine portugués. Margarida Cardoso convirtió el libro en algo muy diferente pero lleno de la misma alucinación y las mismas mejorías, con una tórrida verdad ofrecida suavemente. Me gustó mucho, especialmente en un momento en el que el cine ha optado por presentar siempre escenas de violencia y de acción. Ella supo muy bien cómo filmar la guerra para retratar repulsión y decencia al mismo tiempo. No es una tarea fácil y la encontré hermosa. En ese sentido, no creo pertenecer al grupo de autores que tiene problemas con cineastas.

Cuando escribió A costa dos murmurios, asumimos que en su mente dio cara a los personajes, ¿El elenco se parece a esa imagen física que tenía de ellos?

Son muy diferentes. Cuando se escribe un libro de ficción se conoce más el corazón y el alma de los personajes que su fisionomía, altura o color. Luego llega al teatro o al cine y la imposición física es aterradora, imponente. Respecto a las mujeres, Evita y Helena, las imaginé muy diferentes. Sin embargo, la película de Margarida Cardoso es el mejor colaborador que he podido encontrar para hacerlo.


Volver a  La costa de los soplos

¡Suscríbete al boletín de noticias de Eurochannel!

¡No te pierdas nuestra más reciente programación, concursos y eventos.!